30 ene. 2017

Cuando dormir es imposible

Hace mucho que no escribo, y la triste realidad es que no tengo muchas ganas porque duermo poco, muy poco, poquísimo. A veces me cuesta arrastrarme de un sitio a otro y sueño con dormir. 
Necesito dormir un poquito

Al principio no dormía porque con un bebé recién nacido es impensable, ya que pide pecho a cada rato, y ni siquiera aspiraba a poder dormir, ya contaba con ello.
Pero luego el bebé va creciendo y pones tus esperanzas en que vaya alargando más los periodos de sueño nocturno y que aguante más horas entre toma y toma. Pero esas esperanzas nunca se cumplen. No conseguimos romper la barrera de las 2-3 horas entre toma y toma, aunque hay días negros en los que cada hora o menos se despierta y llora.
Pues probemos a pasarla a su habitación a ver si así duerme mejor... Nada, que va, la primera noche parecía que iba a funcionar, pero la segunda noche ya nos quedó claro que había sido una ilusión.
Esperemos a que cumpla 6 meses, y que regule del todo el ciclo día-noche. Pues llegaron los 6 meses y aquí nada ha cambiado.
En cuanto empiece a ir a la guardería le regularán el sueño y se acostumbrará al chupete y dormirá solita,... Y la guarde empezó y nada de nada. Seguimos despertándonos cada 2 horas. Ahora ya duerme prácticamente toda la noche con nosotros...
Es que en la guarde empiezan a ponerse malitos y por eso duerme mal. Cierto, se puso malita, un resfriado que le duró dos semanas, y mocos como si fuese eso un surtidor averiado que no para de echar... moco. 
Y tras dos semanas los mocos cesaron: ¡Ahora dormirá bien! Pues no. Sigue durmiendo mal.
Claro, mira como babea la pobre, le están saliendo los dientes y eso duele muchísimo! Cuando le salgan dormirá mejor.
Y en esas estamos, a ver si terminan de romperle los dos dientes de arriba y vemos luz tras el túnel, aunque yo me conformo con dormir del tirón media noche.

Ya no nos hacemos muchas ilusiones; cuando tenga que ocurrir ocurrirá, ya dormirá mejor, y si no...lo mismo se queda huérfana antes de tiempo...

Lo peor es que la mayor ha empezado hace un par de semanas a dormir mal también, a decir que tiene miedo y que quiere que papá o mamá durmamos con ella por la noche. Los terrores nocturnos? No lo sé,...¡pero aquí ya no duerme ni cristo!

Espero que algún día me compensen por estas bonitas ojeras que luzco cada día...
Zzzzzzzzzzzz......zzzzzzzzzzzzz.......zzzzzzzzzzzz


No hay comentarios :

Publicar un comentario