22 feb. 2017

Distopía atópica (I)

Ahora que tan de moda están las distopías como los juegos del hambre o Divergente, voy a compartir mi antiutopía personal:  
la dermatitis atópica

Es una enfermedad o más bien un síntoma de la enfermedad atópica que se manifiesta en la piel. No tiene cura conocida, es crónica y se manifiesta en forma de brotes que se dan de forma intermitente, estando los tratamientos enfocados a cortar los brotes y espaciarlos el máximo tiempo posible. Tiene un componente hereditario y su incidencia es cada vez mayor en bebés y niños de países desarrollados. La dermatitis es el primer paso de la enfermedad atópica, que puede evolucionar hacia alergias y asma, por eso es tan importante frenarla y controlarla en la fase de dermatitis, para que no aparezcan los otros síntomas, más indeseables aún.
La dermatitis se da en zonas como las mejillas, mentón, pliegues internos de codos, corvas, tronco y espalda. Depende de la edad se da más en unas zonas u otras. Los bebés suelen tenerla en la carita y asusta un poco porque se les pone toda roja, con zonas ásperas, como con ronchas, la piel se puede llegar a cuartear, incluso sangrar.
Es una gran desconocida (me parece que como gran parte de las enfermedades dermatólógicas), no hay tratamientos infalibles ni universales. Los médicos sólo pueden darnos unas pautas generales para espaciar los brotes y cuando el brote ya está ahí, un tratamiento con corticoides para atajarlo.

Las pautas generales preventivas son:

- No abrigar en exceso para evitar el sudor
- No usar tejidos sintéticos ni lana: todo de algodón, lino... (¡¡¡desterrad la ropita de tejido tundosado-aterciopelado!!!) y preferiblemente de colores claros.
- Baños cortos y con el agua no muy caliente (33-34ºC)
- Usar una crema lavante, no jabón
- Lavar la ropa sin suavizante, y si es posible, con jabón natural tipo lagarto o jabón de marsella
- Mantener la piel muy hidratada con cremas especiales para dermatitis atópica
- Cuando haga mucho frío, viento, el ambiente esté seco,...vamos, en invierno, para salir a la calle dar además alguna crema que haga de barrera para que no se reseque la piel, p. ej. vaselina pura 

De las cremas específicas para la dermatitis atópica...hay tantas,... A mi la dermatóloga me recomendó 4 y yo he probado 2 de esas 4. Mi conclusión es que lo que a un niño le va bien a otro no tiene por qué funcionarle, e incluso al mismo niño a veces le va mejor una que otra y conviene ir cambiando de crema cada x tiempo.
Las que he probado son la línea stelatopia de mustela (bálsamo intensivo y la crema lavante) y la línea lipikar AP+ de La Roche-Posay (bálsamo relipidizante y syndet crema lavante). La primera funcionó con mi hija mayor y la segunda con la pequeña,. (Que conste que no me pagan por hacerles publicidad y preferiría no hacerlo, pero con esto de la dermatitis he estado tan desesperada... que prefiero compartir mi experiencia incluyendo las marcas que me han ayudado)


Tratamiento de los brotes:

Cuando hay brotes hay que administrar cremas de corticoides (una capa muy finita siempre), que para bebés y niños son cremas con corticoides muy suaves (fluticrem, cutivate,..) y siempre bajo prescripción médica (los corticoides sin control tienen efectos adversos, pero usados de forma controlada por un médico no suponen ningún problema y es mejor usarlos que dejar que la dermatitis evolucione)
Nuestra dermatóloga, nos dijo que llevásemos un calendario de administración de los corticoides, para que ella pudiese valorar en una segunda visita la cantidad que había sido necesaria y como iba evolucionando. Nos dio estas pautas de administración:
- No más de 7 días seguidos en la misma zona
- No más de 21 días totales en la misma zona (de forma discontínua)
- Apuntar días y zonas en las que se pone corticoides en un calendario.
- Si se considera que son necesarios muchos corticoides volver al médico pasados 2-3 meses (con calendario).
- En la zona afectada por el brote no se hidrata, se trata, por tanto solo se pone corticoide una vez al día y no se dan cremas hidratantes , porque la piel está dañada y esas cremas perjudican.
- Cuando el brote remite, se deben dar las cremas emolientes y específicas de pieles atópicas 2 veces al día o lo que sea necesario.

Para tratar brotes rebeldes hay también una solución que nos recomendó la dermatóloga, que es la cura del pijama húmedo, tambien conocida como wet-wrap o wet pijama, de la que hablaré en otro post y de la que sólo puedo decir que realmente funciona y da muy buenos resultados, reduciendo los días de aplicación de corticoides a la mitad.

Si algun@ tenéis la mala suerte de sufrir la dermatitis atópica en vuestras pieles o las de vuestros hijos, espero que este post os ayude. Sé bien lo desesperante que puede ser no saber qué hacer, ni qué crema comprar, y ver como el pediatra no tiene mucha idea de la dermatitis atópica, y si tienes que esperar más de un mes para que te vea un dermatólogo, y ver cómo detrás de un brote viene otro y otro...

¡Mucha suerte y ánimo! La mayoría de las dermatitis atópicas de lactantes mejoran considerablemente y en muchos casos en un par de años los brotes ya casi no existen...


Por supuesto, si puedes compartir tu experiencia o darme algún consejo será bien recibido, porque todavia no hemos salido de la dermatitis plenamente...



No hay comentarios :

Publicar un comentario