28 feb. 2017

Distopía atópica (II) Cura del pijama húmedo

Qué es eso de la cura del pijama húmedo y para qué sirve?

La primera vez que oí hablar de ella fue cuando nuestra dermatóloga nos la recomendó para frenar los brotes de dermatitis atópica más rápidamente y con menos corticoides.
Esta cura es algo más habitual en el norte de Europa que en España; aquí por lo visto los padres somos más reticentes a usar este método.

Cómo se aplica:
- Después del baño, se aplica la crema de corticoides prescrita por el médico en las zonas del cuerpo a tratar. 
- Posteriormente se aplica una crema emoliente para mantener la humedad de la zona (nosotros usamos dexeryl, pero hay muchas en el mercado).
- Ponemos un pijama de algodón previamente mojado en agua caliente, el cual hemos escurrido muy bien o incluso centrifugado para eliminar todo el agua posible.
- Encima del pijama húmedo ponemos otro pijama de algodón seco
- Metemos al niño dentro de un saquito para dormir.

Con esta cura, la mejoría de la piel es evidente y mucho más rápida que si sólo aplicamos la crema de corticoides.

Independientemente de usar o no esta cura, es bueno para la dermatitis que el ambiente de la habitación no esté muy seco, es recomendable poner un humidificador, aunque sea sólo algunas horas por la noche.

Ventajas de la cura: mejoría evidente en menos tiempo. Permite atajar brotes muy extendidos que afectan a varias partes del cuerpo a la vez. Nosotros hemos frenado brotes aplicando esta cura dos noches seguidas y nos hemos ahorrado cinco días de corticoides.

Inconvenientes de la cura: vale para el cuerpo, pero ¿y en la cara? Pues no hay máscaras de algodón para la cara, que yo conozca. En un momento de desesperación confeccioné unas máscaras a partir de gasas de algodón para mi hija pequeña. Unas bandas alargadas que ataba por detrás y a las que hice un agujero por donde salían la boca y la nariz de la niña. Esto era muy precario y me funcionó bastante bien para el poco tiempo que las llevó puestas. Se las puse justo antes de dormir, y le di el pecho con ellas puestas. Se quedó dormida y la dejé en la cuna. Le duran puestas lo que tarda en despertarse del primer sueño, en cuanto se empieza a mover, se le descolocan y le molestan para respirar, así que se despierta. La primera noche le duraron 4 horas y la segunda noche una hora y media. A pesar del poco tiempo surtieron un efecto milagroso.
Otro inconveniente es que esta cura se puede aplicar en invierno, en verano...lo veo más complicado si en la casa hace mucho calor.
Es un poco asquerosillo. Al día siguiente hay que echar a lavar sendos pijamas y el saco probablemente también.

Pero lo importante es que cure, ¿no? Pues eso lo hace. Demostrado.

Si os animáis contadme qué tal os va, y si se os ocurre algo para la cara, por favor, ¡compartidlo!

No hay comentarios :

Publicar un comentario